• 17 voto(s) - 3.71 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
La super guia/tutorial de entrenamientos pc futbol 2001
#1
La vengo buscando como loco y no la encuentro Tongue
Alguien sabe si existe? Tongue
Me lei todo lo que encontre en el foro y hay algunas sugerencias perdidas por ahi pero nada que trate el tema a fondo.
Me pase un buen rato en google y nada Tongue

Vi un link que puso Pablinho pero el enlace esta muerto, se supone que era para una guia de entrenamientos. Estaria bueno si alguien tiene algun link o algo y lo puede compartir.

Seria interesante ver, que estadisticas del jugador son afectadas por cada tipo de ejercicio. Algunas parecen bastante obvias como que rombos mejore pase y supongo calidad pero cuales y como afectan las estadisticas tanto primarias y secundarias en jugadores de diferente edad, titulares, suplentes o reservas y en diferentes puntos de la temporada serian las preguntas.

Vengo usando solo automatico y noto que ademas del viejo problema con la agresividad del cual hay bastante info en estos foros ya, las estadisticas secundarias que no estan siendo especificamente entrenadas caen a lo largo de la temporada. Otra seria cambiar el entrenamiento de los titulares una vez que ya estan en forma poniendo mas entrenamientos tecnicos para q no caigan estas estadisticas, no se capas sacar los partidillos. Cualquier idea se agradece Tongue
  Responder
#2
Revivo este hilo, ya que me parece interesante si hubiese una guía para poder entrenar mejor a los jugadores. Me parece que se pierde mucho si sólo se pone automático.
Saludos! :)
  Responder
#3
Transcribo una guía que he encontrado de la desaparecida pcfutbolsite:

TUTORIAL DE ENTRENAMIENTOS PARA PCFÚTBOL

· Jugadores jóvenes (hasta 29 años)

En cuanto a lo que a la cantidad de ejercicios se refiere, a estos jugadores se les puede dar bastante caña, porque por su edad aguantan bastantes sesiones de entrenamiento.

A la hora de entrenar a un jugador, debemos tener en cuenta lo que queremos y lo que no queremos. Por ejemplo, que un lateral izquierdo tenga muchos puntos en las entradas, nos interesa para que pueda recuperar balones sin ocasionar demasiadas faltas o penaltis, pero que tenga un regate de 90 ni nos va, ni nos viene, porque pocas veces veremos a un lateral izquierdo regateando por la banda; con un regate de 75 nos es más que suficiente.

Por ello, no podemos decir cuales son las cualidades más importantes de un jugador, porque para cada puesto, el tipo de cualidades cambia. Aún así, conseguir jugadores con mucha calidad (CA), agrasividad (AG), velocidad (VE), estado de forma (EF) y tiro (TI) es muy recomendable, sin tener en cuenta el puesto en el que actúe.

Ahora llega la hora de elegir qué sesiones de entrenamiento utilizar para subir la media del jugador, pues bien, las sesiones en los jugadores, se deben utilizar de una forma especial, ya que como hemos dicho antes, para cada puesto, es necesario un tipo de entrenamiento. Vamos a hacer un ejemplo con un Lateral izquierdo. A partir de este ejemplo, es utilizar la filosofía con los demás puestos.

El lunes no puede ser un día de mucha actividad, más bien un entrenamiento a base de carreras contínuas y series de velocidad, sin olvidarse de un paseo por el masajista para evitar futuras lesiones. El martes, debería ser un día de actividades, y es cuando deberíamos pensar en las características que nos gustaría que tuviera el jugador teniendo en cuenta su puesto. Para un lateral, es importante la resistencia, las entradas y los pases, por la tanto, en las primeras dos sesiones, utilizaremos la recuperación de balón y los pases al área. En la tercera sesión, utilizaríamos el gimnasio para que ejercite el estado de forma. El miércoles, solo deberíamos utilizar un partidillo como sesión del día para relajar la sesión anterior, y el jueves volveríamos a hacer lo mismo que el lunes, pero en esta ocasión incluiríamos la elasticidad al comienzo del entrenamiento para que no sea muy dura la sesión posterior. El viernes, haríamos lo mismo que el martes, pero con la diferencia de que los ejercicios los haríamos en las últimas dos sesiones, dejando la primera como descanso. Esto es un entrenamiento intermitente, si te fijas, se repiten los ejercicios pero con distinta intensidad.

NOTA: Nunca utilices los días de partido para incluir ninguna sesión ya que no rendirán como debieran en el encuentro que debas disputar. Y los días previos, intenta dejar la última sesión en descanso o como mucho, con una visita al masajista.



· Jugadores adultos (mayores de 29 años)

En cuanto a lo que a la cantidad de ejercicios se refiere, a estos jugadores no se les puede dar demasiada caña, porque mucha edad es igual a muchas lesiones si realizamos mal los entrenamientos.

A la hora de entrenar a un jugador, debemos tener en cuenta lo que queremos y lo que no queremos. Por ejemplo, que un lateral izquierdo tenga muchos puntos en las entradas, nos interesa para que pueda recuperar balones sin ocasionar demasiadas faltas o penaltis, pero que tenga un regate de 90 ni nos va, ni nos viene, porque pocas veces veremos a un lateral izquierdo regateando por la banda; con un regate de 75 nos es más que suficiente.

Por ello, no podemos decir cuales son las cualidades más importantes de un jugador, porque para cada puesto, el tipo de cualidades cambia. Aún así, conseguir jugadores con mucha calidad (CA), agrasividad (AG), velocidad (VE), estado de forma (EF) y tiro (TI) es muy recomendable, sin tener en cuenta el puesto en el que actúe.

Ahora llega la hora de elegir qué sesiones de entrenamiento utilizar para subir la media del jugador, pues bien, las sesiones en los jugadores, se deben utilizar de una forma especial, ya que como hemos dicho antes, para cada puesto, es necesario un tipo de entrenamiento. Vamos a hacer un ejemplo con un Lateral izquierdo. A partir de este ejemplo, es utilizar la filosofía con los demás puestos.

El lunes no puede ser un día de mucha actividad para cualquier jugador, más bien un entrenamiento a base de carreras contínuas y series de velocidad, sin olvidarse de un paseo por el masajista para evitar futuras lesiones. El martes, debería ser un día de actividades, y es cuando deberíamos pensar en las características que nos gustaría que tuviera el jugador teniendo en cuenta su puesto y su edad. Para un lateral, es importante la resistencia, las entradas y los pases, pero observando su edad, en este día realizaremos una sesión en la que incluiremos la recuperación de balón, dejando la segunda sesión para una visita al masajista y en la tercera, gimnasio, para ejercitar el estado de forma. El miércoles, solo deberíamos utilizar un partidillo como única sesión del día (2ª sesión) para relajar el entrenamiento anterior, dejando las otras dos sesiones del día, como descansos para el portero. El jueves volveríamos a hacer lo mismo que el lunes, pero en esta ocasión incluiríamos la elasticidad al comienzo del entrenamiento para que no sea muy dura la sesión posterior y eliminaríamos las series de velocidad por una sesión de masajista (recuerda, es mejor prevenir que lamentar). El viernes, haríamos lo mismo que el martes, pero con la diferencia de que en esta ocasión, haríamos dos ejercicios en las últimas dos sesiones. La primera sesión, la dejaríamos como descanso y en las últimas dos utilizaríamos la recuperación de balón y los pases al área, recordando que lo más importante para el lateral es la resistencia y los pases. Así se lograría un entrenamiento completo y cuidadoso para los jugadores más sensibles a las lesiones.

NOTA: Nunca utilices los días de partido para incluir ninguna sesión ya que no rendirán como debieran en el encuentro que debas disputar. Y los días previos, intenta dejar la última sesión en descanso o como mucho, con una visita al masajista.

· Porteros jóvenes (hasta 29 años)

En cuanto a lo que a la cantidad de ejercicios se refiere, a estos porteros se les puede dar bastante caña, porque por su edad aguantan bastantes sesiones de entrenamiento.

A la hora de entrenar a un portero, debemos tener en cuenta lo que queremos y lo que no queremos. Por ejemplo, que un portero tenga mucha resistencia, nos interesa para que durante el partido no se agote rapidamente, pero que tenga una velocidad de 90 ni nos va, ni nos viene, porque pocas veces veremos a un portero esprintando a por un balón; con una velocidad de 75 nos es más que suficiente.

Los aspectos más importantes para el portero son: la resistencia (RE), la calidad (CA), el E. de Forma (EF), la Moral (MO) y la cualidad de portero (PO). Las demás nos interesan bien poco. Nos podemos conformar con tener entre 67 y 75 en las demás características.


Ahora llega la hora de elegir qué sesiones de entrenamiento utilizar para subir la media del portero, pues bien, los tres pilares fundamentales en el entrenamiento de un portero son: las salidas uno contra uno, las salidas por alto y la elasticidad. Éstas deberán estar incluídas en cualquier sesión de entrenamiento si queremos lograr buenos resultados. Las sesiones, en esta clase de porteros, se deben utilizar de una forma especial, es decir, el lunes no puede ser un día de mucha actividad, más bien un entrenamiento a base de carreras contínuas y series de velocidad, sin olvidarse de un paseo por el masajista para evitar futuras lesiones. El martes, debería ser un día de actividades, y es cuando deberíamos utilizar los tres pilares antes mencionados, pero no los tres, porque podríamos pasarnos del límite de resistencia del portero a los entrenamientos; con solo utilizar uno, nos basta. En la segunda sesión del mismo día, incluiríamos una visita al masajista y en la tercera sesión, gimnasio, para ejercitar la resistencia. El miércoles, solo deberíamos utilizar un partidillo como única sesión del día (2ª sesión) para relajar el entrenamiento anterior, dejando las otras dos sesiones del día, como descansos para el portero. El jueves volveríamos a hacer lo mismo que el lunes, pero en esta ocasión incluiríamos la elasticidad al comienzo del entrenamiento para que no sea muy dura la sesión posterior y eliminaríamos las series de velocidad por una sesión de masajista (recuerda, es mejor prevenir que lamentar). El viernes, haríamos lo mismo que el martes, pero con la diferencia de que en esta ocasión haríamos dos ejercicios en las últimas dos sesiones, dejando la primera como descanso y las últimas dos utilizando dos de los pilares fundamientales antes mencionados. Así se lograría un entrenamiento completo y cuidados para los porteros más sensibles a las lesiones.

NOTA: Nunca utilices los días de partido para incluir ninguna sesión ya que no rendirán como debieran en el encuentro que debas disputar. Y los días previos, intenta dejar la última sesión en descanso o como mucho, con una visita al masajista.
  Responder
#4
Lanzo una pregunta al staff... ¿se podría preguntar a los contactos que tenéis de los que han estado involucrados en el PCF2001 o PCF2000, para saber cómo afecta cada ejercicio del entrenamiento a los valores de los jugadores? Haciendo pruebas y usando la lógica (y siguiendo estas guías) se pueden deducir algunos, pero realmente tengo la sensación de que se puede sacar más partido de los jugadores usando correctamente el entrenamiento (bugs aparte). Saludos!!
  Responder
#5
Es complicado, de la gente del 2000,2001 no tenemos contacto con nadie...y han pasado casi 20 años, dudo siquiera que se acuerden


Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
  Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)