• 8 voto(s) - 3.5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
El Modelo alemán de Fútbol.
#1
Entradas asequibles, horarios razonables, limitaciones a la propiedad de los clubs, control financiero y apuesta por la cantera son algunas de las claves del éxito de la Bundesliga

En 2002, el mismo año en que el Bayer Leverkusen llegaba a la final de la Champions y el Borussia Dortmund a la de la UEFA, el fútbol alemán se asomó al abismo. La quiebra del operador Kirch Media, cuyo contrato televisivo proporcionaba el 31% de los ingresos de los clubes de la Bundesliga, llevó el caos a los despachos al desmontar todas las previsiones económicas. Pero, en medio de lo que parecía una catástrofe, se alzó la voz del kaiser Beckenbauer, apuntando el camino: «la quiebra de Kirch puede servir para que entre todos redimensionemos el fútbol y nos adaptemos a la realidad».

Sabiendo transformar el fracaso en una oportunidad de cambio, la Bundesliga ha consolidado un modelo envidiado por las aficiones del resto del mundo. Aunque antes tuvieron que transcurrir largos años de penuria, actualmente el fútbol alemán presenta logros tan notables como la mejor media de todas las Ligas europeas en asistencia de espectadores por partido (42.100) y ocupación de los estadios (90%), ser la segunda competición que más ingresos genera (solo por detrás de la Premier) y la que más crece, reducir a prácticamente 0 las deudas de sus clubes o tener cinco campeones distintos en diez años, arrebatando además una plaza de Champions al otrora poderoso Calcio. Muchos expertos señalan que, de seguir por este camino, se convertirá en la liga europea más importante a medio plazo. Estas son las claves del exitoso modelo alemán.

1. El aficionado, por encima de todo

En Alemania, el aficionado (y no el espectador) es lo más importante y a él están dirigidos los horarios. Ajenos a la espiral de precios en las que se han sumergido las entradas en la Liga española o la Premier, el coste medio de ver un partido de la Bundesliga durante la temporada 2010/2011 se sitúo en 22'75 euros, asequible para los aficionados de las clases sociales más bajas (que suelen ser los que más animan). Así, el abono más barato oscila entre los 120 euros del Bayern de Munich y los 212 del Mainz 05. Eso sí, los abonados no pueden superar el 50% del aforo del estadio, pues hay que dejar asientos libres para que todos los aficionados puedan tener la oportunidad de ver a su equipo. Además, de ese 50% restante, mínimo el 10% debe reservarse para la afición visitante, que recibe facilidades para el transporte junto a la entrada. Por supuesto, hay descuentos en los precios para niños, jubilados y discapacitados.

Los estadios, favorecidos por el impulso del Mundial de 2006 también han sufrido una importante remodelación. La mayoría de ellos se mantienen en las zonas populares y no en la periferia de las ciudades, lo que facilita el transporte. Para favorecer la cercanía de las gradas, se han eliminado todas las pistas de atletismo.

Los resultados de esta política son espectaculares. La Bundesliga es la liga europea con la media más elevada de espectadores por partido (42.100) y, del resto de competiciones deportivas a nivel mundial, solo la NFL la supera en número de espectadores. Por consiguiente, los estadios casi siempre presentan un aspecto colorido, muy atractivo para el espectador, con una media del 90% del aforo completo por una afición popular y bulliciosa.

2. Nuevo modelo futbolístico: balón y cantera

Para una competición que siempre ha caminado unida a la selección nacional, la llegada de Jurgen Klinsmann al banquillo de Alemania tuvo un impacto extraordinario. Con el gran objetivo del Mundial 2006, el exdelantero se propuso cambiar la mentalidad tradicional del fútbol teutón. Se abandonó el juego físico y rocoso para apostar por la velocidad y la posesión del balón. La atractiva filosofía de Klinsmann (continuada por Joachim Low), ha sido seguido por equipos ganadores como el Werder Bremen dirigido por Tomas Schaaf, el Stuttgart de Veh, el Hoffenheim de Rangcik o el actual Borussia Dortmund de Juerguen Klopp.

Además, el Mundial 2006 reforzó la apuesta por la cantera, con una remodelación completa de las estructuras de las categorías inferiores, introduciendo técnicos más afines a la nueva filosofía de juego y potenciando los distintas selecciones inferiores. Los equipos que ascienden a la Bundesliga deben acreditar un compromiso de mantener unas categorías inferiores con una estructura estable. De 2007 a 2012 la inversión en la cantera ha aumentado de 48 millones a 70. El éxito de este sistema ha permitido la eclosión de jugadores como Mario Gotze, Matts Hummels, Marco Reus, Mesut Ozil y Thomas Muller. Esto ha provocado la revalorización del jugador alemán frente al extranjero y que en los últimos años el porcentaje de jugadores menores de 23 años en la Bundesliga haya pasado del 6% al 15%.

3. Saneamiento financiero de los clubes

Si el fútbol pertenece a los aficionados, también deberían pertenecerles los clubes. Esta es la mentalidad que subyace a la famosa regla del 50+1. Esta norma establece que el 51% de las acciones de un club deben ser propiedad de los socios, con lo que se evita que empresas o jeques puedan hacerse con el dominio del equipo. Pero para esta rígida norma se estableció la excepción de empresas que hayan demostrado un compromiso estable y duradero con el club durante un mínimo de 20 años, como ha sucedido con la farmacéutica Bayer y el Bayer Leverkusen o la empresa autmovilística Volkswagen y el Wolfsburgo.

La Bundesliga impone también un rígido control de la estructura económica de sus clubes. Para conseguir la licencia, necesitan que una auditoría externa certifique que no tienen pérdidas. Según el último informe económico de la UEFA, la deuda conjunta de los 18 clubes alemanes es prácticamente cero. Es más, durante la temporada pasada, presentaron unos beneficios conjuntos de 52 millones de euros.

Y estos beneficios no se han conseguido operando con pequeñas cantidades, pues la Bundesliga fue el año pasado la segunda Liga con más ingresos, con 1. 746 millones, solo por detrás de los 2.500 Premier League (la Liga española genera 1.718). Es además la competición que más crece, pues ha aumentado su volumen de negocio en un 8%. Las tres grandes partidas que aportan estos ingresos son la taquilla del partido (424 millones), la publicidad (573) y los pagos de radios y televisiones (519).

4. Reparto equitativo de los derechos televisivos

El colorido de los estadios, lo atractivo del juego y la emoción de la competición han provocado la revalorización del los derechos televisivos de la competición. Así, la cadena Sky ha aumentado un 50% el desembolso que efectúa por televisar los partidos de la Bundesliga, pasando de 412 a 628 millones. Hay que señalar que en Alemania todos los partidos, menos el del inicio de la competición y el primero después del parón invernal, se emiten en televisión por pago.

El reparto de los derechos televisivos, que se negocian de una manera conjunta, es mucho más equitativo que el español. En la temporada pasada 2009/2010, la última de la que disponemos los datos, la diferencia entre el que más cobraba, el Bayern de Munich (28) y el que menos, Hoffenheim (13) hubo una diferencia de tan solo 15 millones.

Este reparto equitativo de los derechos desemboca en una mayor igualdad entre los equipos. Y esto deriva en que, como afirmaba Sepp Herberger: «¿Sabes por qué la gente va a los estadios? Porque no saben como acabará». Tal vez sea ésta la fórmula del éxito.

Fuente: No puedes ver enlaces como invitado. Regístrate o conectate para verlo.

Actualmente el fútbol Alemán presente superávit en sus 3 principales categorías Bundesliga, Liga Pokal 1 y 2, con previsión de crecimiento de ingresos y explotación, descenso de costes y bastantes equipos con planes de construir estadios nuevos o renovarlos, estadios llenos, incrementos de patrocinadores.

Resumen del Modelo español:

- Precios de abonos altos.
- Precios de entradas Altas.
- Negociación individual de los derechos de tv, perdida de cientos de millones en explotación de derechos e imagen y poca igualdad.
- Horarios dispares y planificados 3 semanas antes, un día puedas jugar un Domingo a las 12:00 o un Lunes a las 23:00 entre varios horarios peculiares
- Nulo control de la LFP sobre los cuentas de los equipos, la competición donde manda las tv.
- Libre acceso a cualquier persona "con dinero" o "sin el" para comprar un club y luego dejar las deudas con total impunidad.
- Estadios viejos, en malas condiciones, que no pertenecen a los equipos y que los ayuntamientos se desentienden del mantenimiento.
- Burbuja de sueldos, costes altos, extranjeros y burbuja del futbolista español.
- Subvenciones.
- Campos vacíos que no atraen a patrocinadores ni publicidad.
- Presidentes y consejos de administración con conocimientos limitados en gestión de entidades deportivas, que prefieren ver campos vacíos con precios altos, antes que llenos y precios mas asequibles.
- Medios de comunicación bipolares.
- Corrupción, saldos negativos, ley concursal.
- Ausencia de control, normas o leyes y comités que vigilen e impongan sanciones o por lo no menos no se ejecutan.
- Permisividad con las deudas con Hacienda, SS, proveedores, acreedores y que no se cumplan los plazos de pagos y equipos sigan gastando dinero sin ser sancionados o obligados a pagar.
Ausente
  Responder
#2
Esto vengo pidiendolo hace años, pero como ni Madrid ni Barça sufren estas cosas, pues no se cambia nada. Partidos de Segunda los viernes a las nueve, partidos en lunes a las nueve de la noche que te impiden viajar cuando hay puente, partidos a las 4, en los que tienes que comer a las 12.30 para poder llegar a hora al estadio (no todos vivimos enfrente de los tornos),...

El domingo pasado ya tuve bastante, jugamos a las 23:00 horas y no llegue a casa hasta las 2:30... y eso que jugaba en casa!!!

No acepto estas condiciones ni pagandome 600 millones de euros las televisiones.
  Responder
#3
No todo es culpa del Madrid o el Barça que siempre se les echan la culpa, los otros clubes mientras que se quejan, negocian cada uno lo suyo aparte sin importarle el resto, en vez de ponerse en huelga y hacerlo de forma colectiva y cada vez que amenazan se quedan en nada, mucha culpa tienen ellos, que no hacen nada, ya rompieron la negociación colectiva hace unos años para negociar de forma individual y ahora no son capaces de dar un golpe en la mesa.
Ausente
  Responder
#4
El Barça se negó a jugar a las 12 y a dia de hoy no ha jugado ningun partido a ese horario (El Madrid me acuerdo que una vez con la excusa de los chinos y ni lo televisaron alla), siempre nos toca a los mismos los peores horarios. Barça y Madrid si quisieran podrian plantarse en busca de tener una liga más competitiva que atraiga a más patrocinadores y más ingresos por TV, que seguimos cobrando 800 millones de euros menos que la premier y somos los unicos que ponemos horarios e historias que perjudican seriamente al aficionado. Pero ambos se limitan únicamente a darle un poco más de migajas a los pequeños para que se callen. Porque si un equipo pequeño se pone chulo, en dos temporadas se va a Segunda "B" por decreto arbitral.

Los principales fastidiados por el reparto son los que luchan por la tercera plaza como Atletico, Valencia o Sevilla, que no cobran ni un tercio que Barça o Madrid y ahi estan, sin mover ficha contra ellos. El Sevilla solo se ha movido para pedir mas dinero, pero nunca a costa de los dos grandes, sino de quitarle a los de Segunda y a los que menos cobran de Primera. Hasta que Quico Catalan (presi del Levante) no se ha convertido en vicepresidente de la Liga, los de abajo no hemos podido mejorar ni un ápice. Porque es lamentable que un equipo que está jugando Europa League, solo cobre 12'5 millones de euros de la televisión, cuando otros se están repartiendo 140 fijos más variables.
  Responder
#5
Yo no creo que ir un partido a las 12 pueda beneficiar al aficionado, pero si es cierto que la pantomima esta de jugar a las 23 o a las 22 si que perjudica, jugar al medio dia es bastante problematico y no creo que ni equipos pequeños ni grandes tengan que jugar a esa hora, es una tonteria jugar a la hora de comer porque puedan verte los japoneses o los chinos ¿También deberiamos jugar a las 2 de la madruagada para que nos vean en america? Los clubs deben jugar a una hora normal, las 17, las 18, las 19, las 20 horas y un partido importante a las 21 horas (o media hora antes) pero jugar un partido a las 13 horas, lo siento pero tampoco creo que fuera más gente al campo por eso, creo que iria menos gente aun. El problema de los aficionados es el precio de las entradas, tenemos un precio más alto que en inglaterra o en alemania y ellos tienen un nivel de vida más alto que el nuestro, algo no encaja en ello.

El reparto de dinero es evidente va por audiencia, si al Barça o Madrid lo mira por la televisión pongamos 1 millon o 2 de personas y a un equipo pequeño ¿50 mil? (siendo muy generoso) es normal que el Barça o el Madrid tengan un porcentaje mucho mas elevado que un equipo pequeño.y comparado con un equipo que lucha la tercera plaza lo mismo ¿Que sucede en inglaterra? Pues que la diferencia de audiencias está más repartida, no hay dos equipos que acaparan las audiencias sino son 6 o 7, con lo cual se reparten más derechos.

Si sumamos las dos cosas pues normal que no haya tanto dinero, además el tiempo en inglaterra o alemania es más propicio para jugar al medio dia que en España, ahora juegas a las 13 horas y tienes muchas provabilidades de tener problemas de desidratación, quizás en invierno si sea mejor horario, pero vamos no creo que mejore mucho la cosa, pues si el Barça o Madrid cambian los horarios para que vean los chinos o japoneses sus partidos querran llevarse ese dinero conseguido, pensad que sin Barça y Madrid posiblemente el reparte de derechos de televisión seria mucho peor, ahora con la crisis hay un error muy comun y es subir los precios para recaudar teoricamente más, pero hay que ser corto para pensar asi, pues si llenas el campo con precios reducidos consigues una afición fiel, consigues más abonos de temporada, más merchandeising, consigues más publicidad (si van 20 mil personas a tu campo te pagan más dinero por publicidad que si van 8 mil)....

Saludos
¡Anímate a participar en la historia de One Piece!

No puedes ver enlaces como invitado. Regístrate o conectate para verlo.
  Responder
#6
Debería de haber una regulación de horarios porque con los horarios actuales los aficionados de Primera lo pasamos mal, los de segunda tambien, y los del resto de categorias y futbol-base no tienen hueco.

Históricamente los horarios han sido estos:

Sabado
De 9:00 a 20:00 futbol-base
16:00 Categorias regionales, Tercera y Segunda "B"
18:00 Segunda
20:00 Primera sin TV (los que juegan en Europa o Copa del Rey para tener un dia mas para preparar los partidos)
21:00 horas (y luego 22) el partido en abierto de Primera.

Domingo
De 9:00 a 14:00 Futbol-base
12:00 Futbol regional y el partido del plus de Segunda
15:00 Futbol regional
17:00 Futbol de Primera, Segunda, Segunda "B" y Tercera
19:00 El partido del plus. (luego a las 20:30)


Con estos horarios el futbol-base y el regional tenian horas libres, de manera que la gente podia acudir a los estadios de los pueblos y barrios, llevar a los crios a que hicieran deporte, etc. Con los nuevos horarios, esto ya no es posible, porque los niños prefieren quedarse en casa viendo el partido de sus idolos a las 12 o a las 4 de la tarde que salir a jugar. Las familias, ya no van a los estadios si toca jugar un domingo a las 4, pues es el dia en el que se pueden reunir delante de la mesa, y para eso has de estar como minimo una hora antes en las cercanias del campo, con lo que probablemente tengas que tener una comida express e irte pitando. El futbol se juega de normal a las 5 por esa razón, para conciliarlo con la vida familiar. Y ahora ademas, hay que conciliar la vida laboral, a ver quien es el chulo que deja de trabajar a toda prisa para ir el viernes al partido de Segunda o el lunes al de primera.

Sobre el tema del reparto, es la pescadilla que se muerde la cola. Si se hacen las cosas bien, Barça y Madrid pueden seguir cobrando un dineral, pero no a costa de los demás, sino siendo ellos quienes hagan el esfuerzo para lograr que la Liga sea la primera en ingresos televisivos. Si solo hay dos equipos competitivos, la gente no va a comprar partidos del resto de equipos, por lo que la audiencia general de la liga cae, y al caer, las distancias se incrementan y con ello la injusticia.

Un modelo similar al ingles nos vendria bien, repartiendo el 50% de los ingresos televisivos de manera equitativa, y el resto por audiencia. Barça y Madrid se llevarán probablemente un 30% de ese 50% restante. La liga estaría más equilibrada, sería más emocionante y las ventas serían superiores.
  Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)