• 4 voto(s) - 3.25 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
La mejor liga del mundo por los cojones
#1
La Liga que mueve el mundo

10/04/2012 ESPAÑA por Borja Pardo


España se cae, se desmorona por momentos, y el descontento de la gente crece de manera directamente proporcional al que mengua su nivel de vida, sus derechos y su saldo bancario. Ahora bien, el fútbol, ese opiáceo tan singular, nos ayuda a pasar el rato y según como a sacar pecho. Esto es así.

Los equipos españoles mandan en Europa, y aunque es Merkel y Sarkozy los que rigen nuestro destino económico, cuando es el balón el que manda y acapara las portadas, ahí somos nosotros los que sentamos las bases y nos permitimos el lujo de ir dando lecciones.

Barça y Real Madrid en las semifinales de la Champions League, Athletic Club, Atlético de Madrid y Valencia en las semifinales de la Europa League. La Selección Española es Campeona del Mundo y vigente Campeona de Europa, y pensar en lograr un triplete histórico el 1 de julio en Kiev y ser campeones olímpicos en Wembley parece más un ejercicio de realismo que de euforia patria. ¿Vaya fiesta, no?.

Pero vayamos más allá, que el alboroto y el titular fácil no nos hagan dejar de atender al fondo del asunto y a la letra pequeña.

La Liga Española es uno de los campeonatos más fuertes del planeta, siempre lo fue, pero que nadie se lleve a engaños. Las carencias y las limitaciones de nuestra Liga son notorias y preocupantes, muy preocupantes.

¿Por qué? Por esto.

1. EL MONSTRUO BICÉFALO. Barça y Real Madrid, o viceversa, son ese monstruo bicéfalo que arrasa en España, Europa y el Mundo. Son los transatlánticos del fútbol mundial. Jamás ostentaron tanto poder mediático, deportivo y económico sobre los demás competidores, ya no solo a nivel doméstico, sino a nivel continental. Son un tsunami que se lleva todo a su paso. Ellos son la mano que mece la cuna y todo y todos bailan al ritmo que ellos marcan. El slogan del patrocinador de la Liga Española reza: “La Liga que mueve el mundo”. No nos equivoquemos, no es la Liga la que mueve el mundo, son ellos dos, las dos cabezas. Única y exclusivamente ellos dos. Un oasis de miles de millones de euros.

2. LIGA EN QUIEBRA. La Liga Española agoniza en términos económicos. Prácticamente todos los equipos de la competición están endeudados y viven de la beneficencia interesada que otorgan los bancos y la Agencia Tributaria. A finales del año pasado unos 12 equipos se encontraban inmersos dentro del concurso de acreedores (Rayo Vallecano, Real Zaragoza, Real Mallorca, Racing, Real Betis, Granada, Xerez, Recreativo, Córdoba, Hércules, Cádiz, y Poli Ejido) y otros diez han estado en la misma situación desde 2004 (Levante, Málaga, Real Sociedad, Sporting, Celta, Alavés, Alicante, Murcia, Las Palmas, Albacete).

NOTA: El Congreso de los Diputados aprobó a finales de septiembre de 2011 la reforma de la Ley Concursal. Hasta ahora, los clubs con problemas económicos se acogían a la Ley Concursal para evitar el descenso de categoría. Con la reforma aprobada se establece que el hecho de estar bajo la tutela y administración de un juez "no impedirá la aplicación de las disposiciones con rango de ley reguladoras de la participación en la competición". Es decir, que los clubes en suspensión de pagos bajarán de categoría a partir de julio de 2012, o eso se asegura. Será un drama. Al tiempo.

3. PRECIOS ABUSIVOS. Los precios que deben pagar los aficionados españoles para ver un partido o para sacar el abono son una auténtica VERGÜENZA que supone un atentado contra el espectador que es el que da de comer a todo el circo. De las cinco grandes ligas del continente, la española es la que presenta los precios más elevados. La media de una entrada para ver un partido de la Liga BBVA ronda los 50 euros, por los 45 que cuesta en Italia y unos 35 en Inglaterra.

NOTA: El precio medio de la temporada 2010/11 en Alemania se situó en 22,75 euros (vía @tosepower), el más barato entre las grandes ligas europeas. Ver la ida de las semifinales entre Bayern y Real Madrid les cuesta a los bávaros entre 40 y 120 euros. Acudir al Bernabéu saldrá entre 70 y 325 euros. Todos locos.

4. TENDENCIA A CAMPOS VACÍOS. Los precios elevados redundan de manera directa en la baja afluencia de los estadios. La crisis económica que vive el país, hace que poder ir al campo a ver el partido sea un lujo que no está al alcance de todos los públicos. De las cinco ligas más fuertes de Europa somos la que peor afluencia presenta. La asistencia media a estadios como el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe es una vergüenza que debiera sacar los colores a la que se hace llamar la mejor Liga del mundo. Uno ve el aspecto que presentan los estadios de la Premier League o de la Bundesliga y siente envidia. Al aficionado español se le castiga con unos precios abusivos y unos horarios canallescos. Alguien debe mover ficha.

5. INEPTITUD EN EL PODER. La Liga de Fútbol Profesional y los Comités son un mal endémico de la Liga Española. Un mal que goza con la aquiescencia de los clubes, cómplices del crimen. La LFP está gestionada por gente sin iniciativa, sin capacidad de liderazgo, ni de organización. Se venden y se pliegan a las televisiones y a intereses más o menos puntuales. Son cortoplazistas y no tienen ni visión de futuro ni de negocio. La Liga es su cortijo. Un cortijo que les permite tener su despacho, un buen sueldo, acudir periódicamente a sus tertulias de asador y todo ello a costa de hacer entre poco y nada. Los Comités por su parte deciden tarde y mal, y eso cuando deciden. No saben interpretar las normas y cuando hay que mojarse alegan la indeterminación de las mismas. Son el mayor mal del fútbol español y el hazme reír más allá de nuestras fronteras.

En conclusión, la Liga Española puede presumir de contar con los dos mejores equipos de fútbol del planeta y de la historia, dos bichos que aglutinan estrellas mundiales como el que colecciona chapas. Tenemos la mejor cantera del fútbol mundial, junto con los alemanes. La Selección es el rival a batir y la envidia de medio mundo, y los equipos españoles juegan bastante bien a fútbol y despuntan en Europa. Dicho esto... los problemas estructurales de nuestro campeonato son gravísimos, y de poco servirá taparlos de manera interesada. Va siendo hora de poner remedio a esto o la entidad bancaria que patrocina la Liga deberá cambiar el slogan más pronto que tarde.
Córdoba Club de Fútbol radikal fan



  Responder
#2
La Liga española tiene a los dos mejores equipos del mundo. Todo lo demás es de liga tercermundista. Alemania o Inglaterra nos dan mil vueltas.

[Imagen: As%25C3%25AD+reparten+las+grandes+ligas+...ABC.es.png]

Luego el Madrid y el Barça se quejan de robos arbitrales...
Como diría mi amigo Bernard... "no hase falta desir nada más".
Santander la marinera, es la que más quiero yo.
La que tiene azul el alma y al viento su corazón.
La que crió a Sotileza, la del hablar cantarina,
en el tendal ropa blanca y un jilguero en el balcón.
  Responder
#3
Pos por si todo lo demas es tercermundista y tenemos 5 equipos en semifinales de la UEFA algo no me cuadra...
[Imagen: b2f7c9b123f9d84f191aa5ae6bc2b4ca_large][Imagen: 5LKfY.gif]
  Responder
#4
pues que los grandes de las otras grandes estan en horas bajas

  Responder
#5
O sencillamente tenemos mejor futbol, una euro y un mundial nos avalan. Creo yo que algo tambien tendra que ver. Que si que aqui clavan por las entradas y los derechos estan mal repartidos pero sigo pensando que casi cualquier equipo de aqui es mejor que su homonimo en otra liga.
[Imagen: b2f7c9b123f9d84f191aa5ae6bc2b4ca_large][Imagen: 5LKfY.gif]
  Responder
#6
Me refería a lo relacionado con organización, el nivel de los equipos "medios-altos" se mantiene, más o menos (aunque ya no hay un Valencia o un Depor que pueda optar a Champions). Pero vamos, si este año la liga española es la hostia por tener 3 semifinalistas en UEL, ¿el año pasado la portuguesa era la repolla?
Santander la marinera, es la que más quiero yo.
La que tiene azul el alma y al viento su corazón.
La que crió a Sotileza, la del hablar cantarina,
en el tendal ropa blanca y un jilguero en el balcón.
  Responder
#7
El campeonato es tercermundista, los jugadores y los planteles no, que son los que aguantan como pueden el nivel del futbol español.

- Unica liga grande sin horarios sin definir a principio de temporada
- Reglas arbitrales en España distintas de las del resto de Europa y de las Competiciones Europeas (cualquier mano es amarilla sea cual sea la zona del campo en la que se de, salvo raras excepciones).
- Comite de disciplina que no es capaz de reunirse los lunes para sancionar cuando hay jornadas en miercoles
- RFEF y LFP quebrantan la ley de las SAD que les obliga a controlar las cuentas de todos los clubs de 1ª y 2ª División al menos dos veces al año. No se hace desde 1996 (affaire Celta-Sevilla)
- Comite de Antiviolencia que no respeta la imparcialidad y que solo sanciona cuando le obligan determinados medios (y no me refiero a cuando Barça y Madrid abren la boca)
- Los controles antidoping son de nivel inferior a los que se exigen en otras ligas europeas, ya que solo contemplan los minimos exigidos por la UEFA.
- Horarios anti-afición, en donde primaba el supuesto interés de los aficionados asiaticos por ver el campeonato de liga. Los grandes, equipos más interesados en jugar en esos horarios, no disputan partidos los domingos a las 12 o a las 4.
- Horarios anti-afición que vulneran la climatología de determinados lugares (partidos a las 4 en Sevilla en pleno mes de agosto).
- Deudas multimillonarias de todos los clubs con Hacienda y otros organismos públicos.
- Sanciones por impagos muy por debajo de lo que ocurre en otros campeonatos (vease Alemania, con sanciones con imposibilidad de fichajes, sanciones con puntos para siguientes campeonatos)
- Medidas de seguridad y evacuación insuficientes en muchos estadios.
- Elementos arquitectonicos peligrosos en muchos estadios (escaleras, vallados,...).
- Cobertura policial escasa en muchos encuentros y excesivo comportamiento recaudador de las fuerzas del orden (sanciones a aficionados por incitar la violencia cuando acompañaban al autobus del equipo guardando la distancia de seguridad mientras aclamaban a sus jugadores)
- Precios abusivos en las entradas a los estadios (10€ un Bayern de Munich-Schalke04 en los puestos altos de la liga, 45€ un Zaragoza-Levante de Segunda División).
- La liga Española sigue sin unirse al Convenio FIFA que pide el pago de derechos de formación a los clubs de futbol-base en los que se formó un jugador al ficharlo. (Solo están vigentes los acuerdos adoptados en los traspasos, por lo que los clubs no están obligados a pactarlos en los traspasos)


Y me he cansado de escribir, ya os pondré más.
  Responder
#8
Barça o Muerte!
  Responder
#9
Eso, un comentario razonado y muy logico!
  Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)