• 5 voto(s) - 1.4 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
A la UCI por una patada en la garganta
#1
A la UCI por una patada en la garganta
Víctor Manuel, portero del Ribarroja B, tuvo que ser operado de urgencia tras un puntapié de un jugador del Xirivella
LEVANTE-EMV VALENCIA Víctor Manuel, portero de 22 años del Ribarroja B, podría ser desintubado hoy si las pruebas que le serán realizadas durante esta mañana evidencian que el hematoma en la garganta que le produjo la entrada de I. F., delantero del Xirivella, el pasado sábado - agresión que le mantiene en la UCI desde entonces- , ha remitido. Según Manuel, padre del cancerbero valenciano, "está evolucionando mejor". "El parte de hoy -por ayer- ha sido un alivio, porque él ha estado muy mal", explica. Todo comenzó en el partido que el pasado sábado enfrentó al Ribarroja B y al Xirivella, del grupo tercero de Primera Regional. Hasta aquí coinciden las distintas versiones del incidente.
Diego Ronda, entrenador del Ribarroja B, relata que la acción "fue un ataque de ellos": "Víctor - el agredido- salió a por el balón a ras de suelo, lo tenía en la mano y este chico, por decirle algo, llega y le da una patada". El técnico tiene claro que la jugada "era evitable", y asegura que el delantero "tiene que saltar" en estas situaciones. El presidente del Xirivella, Jaime Molina, indica que es una jugada en la que hay "un balón centrado". Los dos jugadores van a por él, el portero se tira "y el jugador choca con él". Molina comenta que I. F., el delantero chirivellense, "le da con el tobillo": "No es una patada porque nadie del Ribarroja le recrimina la jugada en el campo, y habrían ido a por él de haber sido así".
Para Molina, "no es una agresión, son cosas que pasan". "A mi jugador -asegura- no le dio tiempo a retirarse, el portero fue más rápido". Este periódico intentó ayer de forma reiterada ponerse en contacto con I. F. para que diera su versión de los hechos, aunque no fue posible.

El acta habla de "juego brusco"
Lo cierto es que el acta arbitral recoge "juego brusco", no "agresión". Aun así, desde el Ribarroja están dispuestos a hacer "todo lo posible" para llevar al tema hasta el final. Ronda señala que el club "ha hecho un escrito" y está a la espera "de recibir el informe médico contando lo que ha pasado". El técnico afirma que van a hacer hincapié "en que se sancione de una forma ejemplar": "No vamos a dejar que esto se quede en agua de borrajas".
En el seno del equipo del Camp del Túria hay malestar por la "dejadez" que ha mostrado el Xirivella. Según Roldán, hasta el martes a las seis de la tarde no se puso en contacto nadie del club con la familia de Víctor Manuel. Molina, por su parte, explica que las gestiones con el Ribarroja las llevó a través de la fisioterapeuta del club, que antes había trabajando en ése equipo. "El domingo por la mañana -relata- esta persona habló con varios jugadores y nos trasmitió que estaba estable aunque tenía la mandíbula rota -triple fractura maxilofacial y dos dientes rotos."
Estas gestiones continuaron el lunes. Molina aseguró que se pasó todo la mañana "llamando al móvil del presidente", hasta que el pasado martes por la tarde consiguió "hablar con el padre". Ese mismo día también telefoneó el agresor a Manuel. En esa conversación, el padre del joven portero ribarrojero asegura que agradeció al delantero la deferencia de llamar, pero le dejó claro que iba a "llegar hasta el final". Siempre según la versión de Manuel, el agresor le respondió: "Como no hay cámaras, si me denuncias será mi palabra contra la tuya". El padre de Víctor Manuel está convencido de que el delantero chirivellense "llamó porque se lo dijeron, no por propia iniciativa"
Con el presidente de ese club, la conversación fue por otros derroteros: "Estaba preocupado, como padre que es". Molina, aunque opina que todo "se está magnificando", hace hincapié en que lo primero es "el jugador y su salud" ya que en el fútbol de regional "estamos por afición, nadie vive de esto". Además, Molina denuncia que por parte del Ribarroja hay "cuatro o cinco jugadores" que no dejan de "echar mierda (sic), que es muy fácil": "Por respeto a Víctor Manuel, no quiero hablar aún".
El presidente del Xirivella se muestra cauto al hablar de posibles sanciones internas porque él no vio "una agresión de verdad". Si así hubiera sido, defiende, él mismo "habría bajado al campo a por el jugador". Por ahora, pese a que ayer había programada una reunión con el delantero, no se a emprender ningún tipo de medida porque el club quiere "tomarlo con tranquilidad" y escuchar "todas las partes" antes de tomar cualquier tipo de decisión sobre el agresor.
  Responder
#2
Yo QUIERO pensar que lo que hizo no lo hizo aposta, sino...flipo.
  Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)