• 18 voto(s) - 3.11 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
El fútbol más caro de Europa
#1
- Las localidades más baratas para ver a Getafe o Rayo son similares a las caras del Manchester City o Leverkusen
- En Alemania un adulto puede asistir a algunos partidos desde los 6 euros

Mientras el paro alcanza máximos históricos, el fútbol español mantiene su política de precios desorbitados. La Liga BBVA lidera la clasificación de las entradas más caras de las cuatro grandes Ligas europeas. Con un coste medio que ronda los 53 euros, el campeonato español está por delante de la Serie A (48), la Premier inglesa (44) y, sobre todo, la Bundesliga (30).

España presenta un desnivel al alza en cuanto al precio medio y el precio mínimo. Con la salvedad de los 10 euros en la zona más alta de Mestalla, el precio menor que ofrecen el resto de clubes españoles no baja, en ningún caso, de los 25 euros. Significativo es que el importe mínimo de Getafe o Rayo sea similar al máximo que ofertan City o Leverkusen.

Tal y como ilustra el gráfico, la Liga tiene las entradas mínimas más caras y, junto con el calcio, posee, de forma general, también los máximos más altos.

La Serie A es una Liga de extremos. Ofrece una de las entradas medias más baratas pero también la más alta. La diferencia se refleja en los 9,50 euros que supone ver al Nápoles y los 160 euros que puede llegar a costar ver en San Siro al Inter.

La organización en España no es similar al modelo de las otras Ligas. Sí existen varias categorías, pero no incluyen a tantos equipos. Hay un precio para partidos habituales; otro para rivales de entidad; otro para derbis, y dos más para Barça y Madrid, donde el precio puede subir un 300%. Un ejemplo es la visita del Barça a Pamplona. Si usualmente el precio en el Reyno va de 36 a 60 euros, ante el vigente campeón subieron a 90 y 110 para no abonados.

Sólo Espanyol y Barcelona ofrecen en sus webs el precio de todos los partidos. En base a diferentes categorías, los costes varían respecto a los precios medios señalados en los gráficos. El caso del Barça es el más significativo. Si los precios medios mínimos y máximos oscilan entre los 38 y 116 euros, el coste mínimo baja hasta los 19 euros ante la visita de Levante y Rayo, mientras que el máximo alcanza los 265 euros ante Real Madrid y los 167 contra Atlético y Espanyol. En ambas categorías, el importe mínimo es de 89 y 62 euros respectivamente.

Pero la Liga BBVA también tiene otra cara, representada por la Real Sociedad, que establece tres categorías. La más barata se mueve entre los 25 y 50 euros. La segunda, para rivales como Valencia o Sevilla, está en 35-60 y, la más cara, para Athletic, Barcelona y Real Madrid, entre 45 y 100 euros. La mayoría ofrecen descuentos a niños. En muchos casos, como el Getafe, es gratis para los menores de ocho años.

Muy superior a los 30 de la Bundesliga y a los 44 de la Premier
En esa actitud de precios a la baja están Inglaterra y, sobre todo, Alemania. En la Premier, los precios son más bajos que en España e Italia, salvo excepciones como Arsenal o Chelsea. El elemento definitorio es la tercera categoría de los equipos ingleses. El Wigan, por ejemplo, tiene un precio mínimo de 15 euros para público general y de 6 para familias o menores de 16 años.

En cuanto a Alemania, los modernos estadios son centros comerciales que, además, ofrecen precios económicos. Y eso que el PIB del país germano es superior al resto. Tanto la media, como los precios mínimos, que nunca superan los 18 euros, como los máximos, que abarcan entre los 37,50 euros del Hannover 96 y los 70 del Bayern, retratan por completo la estrategia seguida en el resto de Europa. Ofrecen una tercera categoría de precios casi ridículos y descuentos. El Werder Bremen vende entradas al público general por 11 euros, y el Borussia Mönchengladbach, por sólo 6.

¿POR QUÉ ESTA LOCURA DE PRECIOS?

Un Oviedo-La Roda cuesta 25 euros y el Leverkusen-Barça se pudo ver desde 15 euros. Aunque parezca mentira, un seguidor del Oviedo tiene que pagar 25 euros para ver cualquier partido de su equipo en Segunda B. En Leverkusen, se pudo ver la ida de octavos de la Champions ante el Barça por sólo 15 euros.

En España un 23% de paro y las entradas por las nubes. Lo más sorprendente es que en nuestro país la crisis ha disparado la tasa de paro hasta el 23%, con más de 5 millones de desempleados, y pese a estos datos el precio del fútbol sigue siendo el más caro de Europa. Y eso que el poder adquisitivo de los españoles sigue estando muy por debajo del que existe en Alemania, Inglaterra, Italia...

Horarios poco propicios... y la gente se queda en casa. Un lunes a las 21.00 horas o un domingo a las 21.30 no es el mejor horario para un partido de fútbol y aun así, algunos clubes siguen con la misma política de precios, por lo que muchos aficionados prefieren quedarse en casa.

Muchos estadios son muy incómodos para el aficionado. Problemas para aparcar, malos accesos, frío o calor según la época del año, buena parte de los estadios de Primera no reúnen las mejores condiciones para el aficionado. Los elevados precios no vienen acompañados de la comodidad necesaria para el espectador.

La televisión de pago para todos los bolsillos aleja de los estadios al público. La televisión manda y el fútbol de pago es apto para todos los públicos. Por 15 euros puedes ver 36 partidos de Primera al mes y otros tantos de Segunda. Esto, unido al fútbol en abierto deja al aficionado en casa.

Los horarios se desconocen y no se fomenta viajar. No hay cultura en España de viajar con tu equipo. El calendario y los horarios no se concretan con antelación y a los aficionados rivales se les pone precios prohibitivos en muchos casos.

La Bundesliga como modelo

- Siete clubes teutones superan los 50.000 espectadores de media
- Este año, 18.000 hinchas del Dortmund viajaron a Berlín a ver a su equipo
- Superan el 90% de ocupación, mientras en España es de un 74%
[Imagen: b2f7c9b123f9d84f191aa5ae6bc2b4ca_large][Imagen: 5LKfY.gif]
  Responder
#2
A mi me encanta viajar con mi equipo, pero es una vergüenza que hasta para ver los amistosos de pretemporada en Teruel o Albacete me haya tenido que dejar de 10 a 15 euros.

A la noticia le falta un dato, y es que hay varios clubs que estan por la labor de negociar precios para aficiones visitantes, aunque hay otros que ante la previsión de posibles invasiones de aficionados rivales inflan los precios, como es el caso del Getafe o del Zaragoza, en donde la afición del Levante llegó a plantarse en las puertas de la Romareda en Segunda, se les pidio 45€ y acabaron viendo el partido en unos bares cercanos.

  Responder
#3
El problema es que mucho equipos de divisiones inferiores y altas tienen futbol a base de subvenciones de ayuntamientos y comunidades, y va muy poca gente al campo, y los pocos que van comprando entrada les intentan sangrar, no solo al aficionado local, si no al de fuera que encima les ponen las entradas mas caras, muchos directivos prefieren ver el campo vacíos a poner precios populares, no se dan cuenta el futbol valdrá lo que la gente pague por el, la ley de la oferta y la demanda y no lo que ellos quieran, porque tu puedes creer que tu equipo es el mejor del mundo y la gente de la ciudad se la sude el club.

Aquí en Badajoz los precios son 10 en fondos, 15 en preferencia y 20 en tribuna, para 2ªB, los abonos van desde los 120€ en fondos a los 250 en tribuna y las medias de espectadores son 1500-2000 y hay unos 1400 abonados y con esto es con lo que estamos compitiendo en 2º B, solo rebajan los precios cuando necesitan apoyo de la afición para jugarse el descenso o el subir, pero luego en el partido definitivo, intentan hacer al Agosto y suben el precios de las entradas mas caras de lo que han costado en temporada, en el último ascenso de 3ª a 2ª B, estuvimos a 11.000 personas con precios populares, pues bien en vez de seguir con esa política, la temporada siguiente suben los precios de entradas y abonos y la siguiente, esta otro nueva subida.

De todas formas la burbuja del futbol español se empieza a deshinchar, jugadores empezaran a cobrar menos, y se racionalizará mejor el dinero, que ha habido mucho despilfarro y blanqueo de dinero en el futbol este español.
Ausente
  Responder
#4
La crisis no va a racionalizar nada. Toda la vida los clubs han vivido por encima de sus posibilidades y ya se les ha repescado muchas veces. La ultima en los 90 con las SAD.
  Responder
#5
España está padeciendo una brutal crisis que ha disparado la cifra total de parados por encima de los 4,9 millones. Desde noviembre del año pasado, el desempleo se ha incrementado en un 11%. Lo peor es que la situación va a empeorar. De hecho, algunos analistas vaticinan que la tasa de paro se situará por encima del 28% en los próximos dos años.

Esos datos están ahí, pero no justifican que los campos no se llenen. El impacto de la recesión económica en el mundo del fútbol es importante. Pero los altos precios de las entradas también son un factor a tener muy en cuenta. Con un coste medio que ronda los 56 euros, la Liga española está por delante de la Serie A (52), la Premier inglesa (44) y la Bundesliga (32).

Así es lógico que aquí todos los clubes de Primera dejen huecos libres en las gradas. Por ahora sólo ha habido dos partidos con el campo abarrotado: el Barça-Madrid y el Madrid-Atlético. Pero hubo otros partidos propicios para que se registrase una entrada espectacular y no pasó. El mejor ejemplo es el derbi sevillano, en el que se no se colgó el clásico cartel de ‘No hay billetes’.

Esto contrasta enormemente con lo que sucede en la Bundesliga, donde la ocupación de los estadios es muy superior. Equipos como el Borussia Dortmund o el Bayern de Múnich (ya van 200 llenazos seguidos en el Allianz Arena) enlazan las máximas concurrencias con una naturalidad que resulta sonrojante si se compara con lo que sucede en España.

Y eso que hablamos de Liga, porque si echamos una mirada a competiciones europeas y, sobre todo, a la Copa del Rey nos encontramos con unas cifras ridículas. Al Madrid-Ajax acudieron 57,245 y al Barça-Benfica 50.659.Pero lo peor fue el Getafe-Ponferradina disputado en el Coliseum. En este choque afectó que la eliminatoria estaba muy desnivelada (0-4 en la ida) y el temible frío. Acudieron unos 2.000 espectadores.

Precisamente, José Manuel Mateo, presidente de la Federación de Peñas del Getafe, habla de esas gradas vacías que se ven tanto en el feudo getafense como en otros campos de España. “Influye mucho la crisis económica. Con la que está cayendo, los clubes no están mostrando la sensibilidad necesaria. Es obvio que los precios deberían bajar. Sin una política para atraer a la gente vamos directos a lo que está sucediendo en Italia, donde los estadios están vacíos”.

Polémicos horarios

Y no sólo los precios influyen sobremanera, también está el aspecto de los horarios. “Esto es una locura. Muchos partidos se juegan a horas imposibles. Los dirigentes deben estar mal asesorados porque no se entiende el poco respeto que tienen por los hinchas”, sentencia José Manuel Mateo.

Lo que está claro es cuando se bajan los precios se registran buenas entradas. El que mejor ilustra esto es el Levante. Sus abonos más baratos son de 160 euros y sus localidades van de los 20 a los 40. Así ha conseguido subir un 30% su masa social. Ha pasado de 12.000 a 16.000 abonados. Otro caso que llama la atención es el del Zaragoza. Cuando el equipo estaba desahuciado en la 2011-12, la Directiva puso una oferta de entradas a 5 euros. Ya se sabe que los estadios llenos ganan partidos. El resultado fue que el cuadro maño se salvó de la quema.

Sólo se registran buenas entradas en los equipos que marchan bien (Atlético, Málaga o Levante). O ni eso. Sólo hay que ver el caso del Barça. Es líder, pero su descenso en asistencia al Camp Nou es sintomático.
[Imagen: b2f7c9b123f9d84f191aa5ae6bc2b4ca_large][Imagen: 5LKfY.gif]
  Responder
#6
¡En España cuesta el doble ver las semifinales que en Alemania!


Bayern-Barça: entre 40 y 150 euros
Barça-Bayern: de 91 a 359 euros
Dortmund-Real Madrid: 45-170
Real Madrid-Dortmund: 70-325

Ver el Bayern-Barça costará entre 40 y 150 euros, mientras que ver el Barça-Bayern una semana después saldrá por el doble: 91 euros la más barata y 359 la más cara. Algo parecido costará en el duelo Dortmund-Real Madrid, ya que en España cuesta el doble que en Alemania.

La semifinal en el Bernabéu oscilará entre los 70 euros de la entrada más económica y los 325 de la tribuna más cara. Más privilegiados serán los seguidores del Dortmund, que podrán ver el duelo ante el Real Madrid desde 45 euros. La entrada más cara en el Signal Iduna Park será de 170 euros.

Y eso que el Bayern recibió 200.000 peticiones de entradas para la ida. Para viajar a Barcelona, en las tres primeras horas tras el sorteo, ha habido más de 10.000 reservas y ya han cerrado la preinscripción. El Barça le va a dar entradas a 119 euros.
[Imagen: b2f7c9b123f9d84f191aa5ae6bc2b4ca_large][Imagen: 5LKfY.gif]
  Responder
#7
Es una vergüenza...a ver quien se puede gastar 325 euros para ver un partido...
  Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)